Musgos y Liquenes, capacidad de adaptación

Musgo – Bryophyta sensu stricto

El musgo es una planta simple, sin vasos conductores, flores o frutos, ni verdaderas raíces que crece en zonas sombrías y húmedas. En todo el planeta se conocen unas 15.000 especies de musgos.

A pesar de los problemas que puede ocasionar el musgo en un jardín, desempeña un importante papel en la naturaleza. Esta planta retiene la humedad del suelo, evitando la erosión de los suelos y la degradación, absorbiendo la contaminación del aire. Respecto a sus usos es un buen aislante térmico como acústico.

¿Y qué es el musgo liofilizado?

Los jardines verticales de musgo liofilizado, están formados por flores que han sido sometidas a un proceso de estabilización mediante un tratamiento que se basa en la congelación. Después, se tratan con sílices y tintes naturales que darán vida al espacio.

Liquen – Lobaria pulmonaria

Se le denomina organismo que surge a partir de la simbiosis de algas unicelulares con hongos. Esta simbiosis se produce cuando el hongo absorbe nutrientes del alga. Una vez concretada la simbiosis, el liquen se alimenta de las sustancias que el alga sintetiza mediante la fotosíntesis.

Los líquenes se desarrollan en ambientes húmedos, creciendo como costras o láminas en cortezas de árboles o sobre piedras. Según el tipo de asociación que establecen las algas y  los hongos, se representan con diferentes características estructurales.

Gracias a su resistencia, los líquenes pueden desarrollar la colonización de distintas clases de ecosistemas. Su capacidad de adaptación les permite subsistir y desarrollarse en múltiples hábitats.

Musgo con corteza de madera
Liquen encima de madera
Comparte este artículo

Facebooktwitterpinterestlinkedintumblrmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *